Posts

¿Participarás en consorcio con otras empresas en las Rondas de Licitación de CNH? Conoce de qué se trata la Responsabilidad Solidaria.

En 2014, México promulgó  la Reforma Energética y con ello abrió paso a un hecho histórico, por vez primera en 75 años se permitió a la inversión privada participar en las actividades de Exploración y Extracción de hidrocarburos.

Las empresas y consorcios  interesados en participar en los concursos de licitación organizados por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) lo pueden hacer como licitante individual o licitante agrupado (consorcio). Aquellos que deciden participar como consorcio no están obligados constituir una nueva persona moral, sino simplemente a manifestar su voluntad de presentar una propuesta conjunta para la licitación y firmar el contrato correspondiente.

Al permitir este tipo de agrupación, se pretende promover la participación del mayor número de empresas  sin que se quede fuera el capital mexicano. Por eso, pueden licitar empresas que cuenten con experiencia y comprueben capacidad técnica (como operadores) -requisitos que en su mayoría van a cubrir empresas extranjeras- y empresas con capacidad económica y financiera (no operadores).

La participación en consorcio permite que las empresas reúnan las condiciones, que en conjunto  les aseguren mayores posibilidades de éxito. No obstante, es importante considerar que en cualquier caso las empresas adquieren una responsabilidad total solidaria  por las actividades que se ejecuten en el campo.

En primer lugar, será necesario definir su porcentaje de participación, lo cual no implica que asuman solamente en esa medida las obligaciones  establecidas en el contrato, pues las empresas participantes serán solidariamente responsables de todas y cada una de las obligaciones que asume el consorcio, independientemente de su porcentaje de su respectiva participación.

El operador, por su parte, tiene la obligación de cumplir con las obligaciones del contrato en representación de las empresas participantes. Específicamente, se encarga de todos los aspectos operacionales, pero en caso de algún incumplimiento de su parte, como ya dijimos no releva de su responsabilidad solidaria a las otras empresas.

La figura del operador es central, por eso se requiere que cuente por lo menos con una tercera parte de la participación en el consorcio y ningún otro miembro podrá tener una participación económicamente  mayor a  la suya.

En materia de seguros, por ejemplo, el operador es responsable de contratarlos y presentarlos ante la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), de conformidad con lo establecido en las Disposiciones Administrativas de Carácter General   en materia de Seguros (DAGS] para las actividades de Exploración y Extracción de Hidrocarburos, pero si en el momento de un siniestro las coberturas no fueran suficientes y/o adecuadas para responder por el daño, todos los participantes serán legalmente responsables de repararlo.

En NRGI Broker, somos expertos en materia de seguros, así como de la regulación en  materia ambiental, con la que deben cumplir los operadores petroleros. Acércate a nosotros, con gusto te atenderemos.

 

México 2018: un nuevo capítulo de la Reforma Energética

A cuatro años de su implementación, los avances de la Reforma Energética en México son indudables: 1) se han creado 66 empresas de exploración y producción (E&P); 2) se han firmado 70 nuevos contratos de E&P a través de las 7 licitaciones realizadas, lo que representa inversiones comprometidas por 77,000 mdd; 3) 11 empresas de gasoductos se encuentran operando para aumentar la eficiencia del transporte, así como 45 empresas de almacenamiento actividad que se ha vuelto estratégica ante hechos como la libre importación de combustibles; 4) 18 nuevas marcas de gasolineras y, por último, 5) Pemex ha encontrado socios para la explotación de los campos Trión, Cárdenas Mora y Ogarrio, a través de los farmouts, además de que cierra el año con la buena noticia sobre el descubrimiento del campo Ixachi, que se encuentra muy cerca de la prolífica zona de la “Faja de Oro”.

En 2018, empezará a escribirse un nuevo capítulo de la Reforma Energética, en el que habrá que darle continuidad a los objetivos plasmados en el Plan Quinquenal de Licitaciones 2015-2019 y en donde el principal desafío será la sucesión presidencial, sobre todo para evitar que la efervescencia habitual de los procesos electoral y pos-electoral impida el incumplimiento de las acciones programadas en tiempo y forma.

En primer lugar, se deberán concretar las licitaciones que ya se encuentran en progreso, tales como la Ronda 2.4 (aguas profundas) y los farmouts Ayin-Batsil y  Maximino-Nobilis, cuyos términos de licitación serán replanteados por la CNH en el transcurso del año.

Asimismo, se llevarán a cabo las licitaciones correspondientes a la Ronda 3, cuya primera emisión ya está publicada (Ronda 3.1. Aguas someras) y la Ronda 2.5, para campos terrestres no convencionales (shale) que, aunque no estaba prevista, se llevará a cabo antes de que finalice la presente administración.

Todo lo anterior, nos deja ver que 2018 será un año muy dinámico para la industria de los hidrocarburos y petrolíferos: las empresas participantes deberán poner en marcha o continuar con sus operaciones y cumplir con la diversidad de obligaciones establecidas en su contrato y en la regulación aplicable, tales como la contratación de seguros; la elaboración de la Línea Base Ambiental y la conformación e implementación del Sistema de Administración de Seguridad Industrial, Seguridad Operativa y Protección Ambiental (SASISOPA). Para ello, se requiere la asesoría de expertos en dichos temas que garanticen resultados exitosos.

NRGI Broker es experto en seguros para la industria de los hidrocarburos y además cuenta con alianzas estratégicas con empresas líderes en servicios legales, consultoría ambiental y control de pozos. Acércate a nosotros, con gusto te atenderemos.